Oswald Regular
OpenSans Regular
El Co>Operating System
El motor de Ab Initio

Las reglas, las aplicaciones de flujos de datos y los planes de orquestación no son, por sí solos, más que gráficos. El Co>Operating System es lo que hace que cobren vida.

El Co>Operating System es un motor único para todo el procesamiento realizado por las tecnologías de Ab Initio. Sus capacidades son inigualables, y dado que las tecnologías restantes de Ab Initio se arman sobre la estructura del Co>Operating System, todas ellas heredan de una forma coherente el conjunto de sus capacidades. Eso es lo que sucede cuando la arquitectura de un sistema se diseña a partir de primeros principios.

Las capacidades clave del Co>Operating System son:

  • El tamaño o la complejidad de las aplicaciones son ilimitados.
  • El número o la complejidad de las reglas dentro de estas aplicaciones son ilimitados.
  • El Co>Operating System se ejecuta en Unix, Linux, zLinux, Windows y z/OS.
  • El Co>Operating System proporciona una escalabilidad ilimitada para el procesamiento de grandes cantidades de datos en cantidades limitadas de tiempo. Su eficacia extremadamente alta se traduce en que requiere menos recursos de hardware que las alternativas.
  • El Co>Operating System puede ejecutar aplicaciones a través de redes de servidores, cada uno de los cuales puede estar ejecutando un sistema operativo diferente.
  • El Co>Operating System procesa en forma nativa formatos y estructuras de datos complejos, incluidos los datos heredados y los datos internacionales.
  • El Co>Operating System proporciona un grado de robustez y confiabilidad sin precedentes.

Haga clic aquí para obtener información más detallada acerca del Co>Operating System.

El Co>Operating System proporciona una escalabilidad ilimitada

La arquitectura del Co>Operating System emplea un método sencillo para hacer que las aplicaciones de negocios sean escalables. Se empieza representando gráficamente la aplicación. A continuación se colocan componentes de paralelización en los puntos de la aplicación que sea necesario escalar. Cuando se ejecuta la aplicación, el Co>Operating System tomará las secciones escalables de la aplicación y las reproducirá a través de varias CPU y de varios servidores, según se desee. Cada una de estas reproducciones, llamadas “particiones”, recibirá un subconjunto de los datos originales para procesarlos. Cuantas más particiones haya, más se escala la aplicación. El diagrama siguiente muestra cómo se podrían “particionar” las diferentes partes de una aplicación para ejecutarlas en diferentes números de CPU:

1. En primer plano

2. Procesos subyacentes

Para realizar la escalabilidad correctamente, hay que tener en cuenta muchos detalles. Si uno de estos detalles no se calibra correctamente, el sistema no se escala. Ab Initio ha calibrado todos esos detalles correctamente para que los usuarios puedan despreocuparse; estos detalles son necesarios para que las aplicaciones procesen decenas de miles de millones de registros al día, almacenen y accedan a varios petabytes de datos (miles de terabytes), y procesen cientos de miles de mensajes por segundo. Dicho esto, para procesar miles de mensajes por segundo, o entre gigabytes y terabytes al día, se requiere la experiencia y la alta capacitación de desarrolladores técnicos. Ab Initio permite que estos desarrolladores sean extremadamente productivos y que construyan sistemas que funcionen.

El Co>Operating System es un sistema de procesamiento distribuido

Los entornos corporativos grandes tienen una mezcla de servidores distribuidos a través de una red. Hacer que estos servidores cooperen entre ellos para mejorar el rendimiento de las aplicaciones es un desafío. Con esto es con lo que ayuda el Co>Operating System. El Co>Operating System puede ejecutar una aplicación única a través de una red de servidores, cada uno de los cuales ejecuta un sistema operativo diferente. El Co>Operating System facilita la cooperación entre todos estos sistemas.

Por ejemplo, una aplicación puede comenzar con componentes que se ejecutan en el mainframe, porque es donde están los datos; ejecutar otros componentes en un conjunto de servidores Unix, porque es donde radica la potencia de procesamiento; y finalizar con componentes de destino de los datos que se ejecutan en un servidor Windows, porque es donde se supone que debe guardarse el informe. El que esta aplicación involucre varios servidores es irrelevante para los desarrolladores y los usuarios de negocios: lo único que les interesa es el flujo de negocios y las reglas de negocio. El Co>Operating System sabe en qué servidor se supone que se debe realizar cada etapa del procesamiento.

El mismo motor del Co>Operating System realiza arquitecturas orientadas a servicios en tiempo real (SOA) y por lotes

Cuando una aplicación ha sido desarrollada para ejecutarse en modo por lotes, y luego el negocio quiere pasar a transacciones en tiempo real, surgen muchas complicaciones. Lo mismo sucede cuando el negocio decide que una aplicación en tiempo real necesita procesar cargas de trabajo nocturnas muy grandes, pero no puede, porque una arquitectura en tiempo real no puede recorrer millones de transacciones en unas pocas horas. En ambos casos, se tiene que volver a implementar la misma lógica de negocio con la otra metodología, y luego hay dos tecnologías subyacentes diferentes e incompatibles. Al duplicarse el trabajo de desarrollo, también se duplica el mantenimiento.

Pero el Co>Operating System no tiene esta limitación. Con el Co>Operating System, la lógica del negocio solamente se implementa una vez. Y después, en función de las conexiones de la lógica, la aplicación es por lotes, en tiempo real o habilitada para servicios web. Se puede reutilizar la misma lógica en todos esos modos, por lo general sin tener que realizar ningún cambio. Lo único que se requiere para armar aplicaciones que puedan abarcar estas arquitecturas diferentes es Continuous>Flows de Ab Initio, la aplicación de procesamiento en tiempo real del Co>Operating System.

Las capacidades en tiempo real de Ab Initio son:

  • reutilización de la lógica entre aplicaciones por lotes y en tiempo real;
  • alto rendimiento en todos los modelos de ejecución (cientos de miles de mensajes por segundo en tiempo real);
  • conexiones robustas con los sistemas de mensajería, incluidos todos los productos estándar, y buen manejo de los buses de información, incluidos los protegidos por derechos de propiedad;
  • soporte nativo para arquitecturas orientadas a servicios (SOA) y todos los formatos de datos, incluido XML;
  • soporte para XA (si se necesita realmente; es posible que no, porque el sistema de puntos de verificación de Ab Initio es mucho más eficaz);
  • manejo a prueba de fallos de problemas de infraestructura y/o de errores en los datos.

Obtenga más información acerca de las capacidades de procesamiento en tiempo real de Ab Initio y acerca de Continuous>Flows.

English
Français
Idioma:
Español
Deutsch
简体中文
日本語