Oswald Regular
OpenSans Regular
Entorno gráfico
Entorno de desarrollo gráfico

Una idea central de Ab Initio es que todo se realiza dentro de un entorno gráfico. Las aplicaciones deben ser gráficas. Las reglas deben ser gráficas. La orquestación, los metadatos, la gestión de datos, etc., deben ser gráficos con independencia de cómo de grandes o complejos sean. Empecemos por las aplicaciones:

Las aplicaciones de Ab Initio son gráficas

Las aplicaciones de Ab Initio se representan como “grafos de flujos de datos”, o “grafos”. Estas aplicaciones constan de componentes que procesan datos y de flujos que mueven datos desde un componente hasta el siguiente:

Los datos fluyen desde los componentes de entrada, a través de todos los componentes de procesamiento, hasta los componentes de salida. Esto es tan básico que la mayor parte de los profesionales del software diseñan aplicaciones de esta forma sobre un papel, en una pizarra o en programas de dibujo (como Visio). Lo que diferencia a Ab Initio es que, en nuestro caso, no se generan diagramas: los grafos son verdaderas aplicaciones que pueden implementar los procesos de negocios más complejos.

Estas aplicaciones de flujos de datos pueden establecer la conexión con datos, prácticamente, de cualquier tipo y cualquier origen; heredados o modernos; estructurados o semi-estructurados; en tiempo real, habilitados para servicios web o por lotes. Los componentes pueden proceder de Ab Initio, de programas para usuarios finales (normalmente sin cambios) o de productos de terceros.

La tecnología de Ab Initio para diseñar, implementar y comprobar aplicaciones es el Graphical Development Environment (GDE). El GDE está íntimamente acoplado al motor de procesamiento, el Co>Operating System.

Las reglas de negocio son gráficas

Las reglas son el núcleo de las aplicaciones. Como representan los detalles del negocio, es sumamente importante que los usuarios de negocios puedan como mínimo comprender su implementación. Pero lo idóneo sería que los usuarios de negocios pudieran especificar y comprobar las reglas. Esto se logra con el Business Rules Environment (BRE) de Ab Initio.

El sustrato para las reglas es sencillo: se especifican en formato de hojas de cálculo, que todos los usuarios de negocios conocen muy bien. A continuación se muestra un ejemplo de una regla en una aplicación de tarjetas de fidelización para decidir qué nivel de recompensa se debe asignar a cada cliente:

El Business Rules Environment de Ab Initio va más allá de la especificación gráfica de reglas de negocio. Haga clic aquí para obtener más información.

La orquestación de aplicaciones es gráfica

Las aplicaciones grandes constan de muchos grafos, y la administración de la orquestación de estos grafos también se realiza en un entorno gráfico. Esta orquestación se denomina un “plan”, y los elementos de un plan se denominan “tareas”. Las tareas corresponden bien a grafos de Ab Initio, o a otros programas o scripts de shell que no son de Ab Initio. Según cómo estén conectadas, las tareas pueden decidir qué otras tareas serán ejecutadas y en qué secuencia. Por tanto, los planes se parecen bastante a los diagramas de flujo, aunque también contienen información acerca de las restricciones de ejecución y la administración de recursos.

Los planes se controlan mediante la tecnología Conduct>It de Ab Initio. Conduct>It también proporciona monitoreo de operaciones y funciones de programación. Para obtener información detallada, haga clic aquí.

English
Français
Idioma:
Español
Deutsch
简体中文
日本語